La fibromialgia consiste en dolor generalizado, principalmente en el sistema musculoesquelético y tejido blando. También es común el cansancio, dolores de cabeza, falta de apetito y problemas cognitivos.

Aunque aún no existe cura para la fibromialgia, que afecta en su gran mayoría mujeres entre 20 y 50 años, esta condición es inicialmente mal diagnosticada. Algunos de los diagnósticos iniciales son: gota, artritis reumatoide, lupus o dolor en la espalda baja. El paciente recibe tratamiento para estas enfermedades antes de dar con la verdadera razón para los dolores, el cansancio y la fatiga insoportables.

 

El masaje de toque suave como Myofascial Release, la terapia craneosacral, masaje sueco y la aromaterapia pueden aliviar los síntomas.

A continuación, 5 beneficios que el masaje ofrece a los pacientes de fibromialgia, según la revista Massage Magazine:

 

Promueve la relajación

Una sesión de masaje en la tarde ayudará al cliente a conciliar el sueño y a sentirse más relajado. El sueño es la manera en que el cuerpo puede recuperarse por sí solo.

Ayuda al tono muscular

A través del masaje, aumenta la circulación de la sangre a los músculos, llevando sangre rica en oxígeno y nutrientes que ayuda a reparar tejidos, reducir el dolor y la inflamación.

Promueve la claridad mental

Este beneficio favorece a los pacientes de fibromialgia que sufren problemas cognitivos. Los ayuda tener una mente clara y sentido de alerta.

Alivia el dolor de cabeza

Esto surge porque aumenta la circulación y lleva más oxígeno al cerebro, además que coloca al cliente en un espacio mental más saludable.

Reduce los efectos de la depresión o ansiedad

El masaje mejora las fluctuaciones hormonales, del apetito y en especial de la respuesta “lucha o huida”. Debido a que el masaje restaura la homeostasis en el cuerpo, que es la autorregulación de procesos metabólicos, reduce los efectos negativos de la fibromialgia.

En Benestare entendemos por lo que estás atravesando. Contamos con la terapia de Myofascial Release y terapia creaneosacral para ayudarte a reducir el dolor y puedas descansar. Puedes estar en la entera confianza de que vendrás a un lugar donde te sentirás tranquilo, relajado, seguro y saldrás más aliviado física, mental y emocionalmente. Porque una vida con salud, vitalidad y libertad es posible.